ArtArteDe todo un pocoMarketing ExperiencialMobileWearable

La transformación de los cines en la era de la realidad virtual

El primer cine de realidad virtual abre sus puertas en Amsterdam: sin pantalla gigante, lo único que se necesita para disfrutar de las películas en el nuevo cine de realidad virtual son unas gafas VR.

El lugar, propiedad de la cadena &Samhoud Media, tiene una capacidad para 50 personas y no es igual a una sala común y corriente. La pantalla se cambió por lentes de realidad virtual y las butacas por sillones individuales que giran completamente, lo que le permite a los espectadores moverse libremente mientras disfrutan de la película.

El público puede disfrutar de las películas a través de las gafas Galaxy Gear VR que en su interior contienen un Galaxy S6. El audio se emite a través de los auriculares creados por la empresa alemana Sennheiser.

En definitiva, cambia por completo la experiencia de visualización, pues las gafas producen una mayor inmersión en la imagen y que sea más individual, pues cada uno lleva sus gafas y sus cascos sin importar la persona que tenga al lado.

Por el momento, la entrada cuesta 12,50 euros la cual permite ver un rango pequeño de películas y documentales que duran media hora y que fueron creados especialmente para este formato.

París, Londres, Madrid y Berlín serán las próximas ciudades en disfrutar de esta nueva tecnología, según informó &Samhoud Media.

LOS MUSEOS EN LA ERA DIGITAL

museo1

El museo Stedelijk de Amsterdam, creó una app que permite a sus visitantes organizar una ruta que coincida con su estado de ánimo. Una vez más queda reflejada la importancia de añadir la tecnología a los espacios tradicionales, como también la moda de customizar todo en relación a las emociones de los usuarios.

Entre los estados que ofrece la app podemos encontrar: triste, asustado, aburrido, alegre y enamorado. El museo también brinda auriculares gratis para que los visitantes puedan escuchar grabaciones a través de la Mood App. Si bien los holandeses han tenido una buena idea, también es importante que las etiquetas no sean demasiado restrictivas; porque tal vez un artista intentó confundir al espectador, generándole emociones contradictorias y esta app puede condicionarlo.

Hace un tiempo en Interactivity les mostramos como crece la tendencia de dispositivos weareables controlados por la mente, que junto a la transformación de los museos en la era digital nos permiten deducir que con el avance de este tipo tendencias -basadas en personalizar el mundo- cada vez se filtran más los estímulos, lo cual es una experiencia paradójica pero interesante y un espacio atractivo para explorar.

museo2

museo3

museo4

Fuente I y II de La transformación de los cines en la era de la realidad virtual